Quienes Somos

Somos una entidad sin ánimo de lucro que ayuda a pacientes hospitalizados en el Instituto Nacional de Cancerología, brindando apoyo tanto en el aspecto emocional como afectivo; Se crearon los Albergues de Lucha Contra el Cancer, tanto de Señoras, como el de niños "Luisito", donde se ofrece alojamiento y alimentación.

Somos un grupo de mujeres que de manera desinteresada y con un espíritu altruista, reunimos nuestras capacidades, para ofrecer a las

personas que más nos necesitan por estar enfrentando el diagnostico de esta enfermedad, un acompañamiento incondicional, afectivo, con servicios de calidad y calidez, asistirlos en necesidades de alojamiento, alimentación, en los albergues.

Somos pioneras, por ser las primeras en prestar esta acción social en el país, al asistir exclusivamente a personas enfermas de cáncer que venían y aún siguen llegando de diferentes zonas de país.

55 años de trabajo social

Nuestra Historia

El 8 de mayo de 1962 se firmó el Acta de Constitución con el propósito de trabajar en el acompañamiento a pacientes durante el proceso de diagnóstico y tratamiento de su enfermedad. Ante el alto índice de la enfermedad, especialmente en la población infantil, en 1963 se inauguró la Sala de Pediatría, en El Instituto, las voluntarias adoptaron esta sala para apoyar a los niños y niñas hospitalizados.

El 12 de mayo de 1965 Se inauguró la casa donde se dio albergue a 38 mujeres de escasos recursos. Posteriormente se amplió la capacidad hasta llegar a 54 cupos. El 15 de noviembre de 1991 se inauguró el Albergue Luisito que atiende a menores de 17 años diagnosticados con cáncer, provenientes de diferentes regiones del país. Gracias a la generosidad de la familia Fajardo Segura, quienes donaron la casa.

Dicen de nosotros 

Testimonios pacientes

Me han ayudado mucho, están atentos a las necesidades de mi hijo, me ayudan con elementos de aseo, a veces con la compra de medicamentos. El albergue Luisito ha sido como mi segundo hogar, como mi segunda familia, es como un oasis en el desierto. Mi total e infinito agradecimiento.

Luz Marina RiveraAlbergue Luisito

Nos han llevado a paseos muy bonitos donde nos distraemos con nuestros hijos, como una familia. El albergue es como mi casa, ha sido muy importante para mi hijo, porque cuando esta hospitalizado, anhela estar en el albergue para poder jugar y estar con los otros niños.

Merly Martinez ArévaloAlbergue Luisito

El apoyo ha sido total, me han enseñado cosas, como a bordar punto de cruz que ha servido para encontrar algo de recursos para seguir enfrentando la enfermedad de mi hijo. Ha sido mi segundo hogar, hasta bautice a mi hijo estando acá.

Natalia Vargas DuqueAlbergue Luisito

¡Contigo somos más fuertes!